Captura de pantalla de 2016-01-22 18:24:51

Las piscinas climatizadas pueden ser usadas como sumideros de energía de los equipos HRU de ENERBASQUE, llegando a rendimientos muy altos debido a que todo el calor generado en la caldera o mediante la tecnología solar es aprovechado para la generación eléctrica y calor para calefactar la piscina.

Si bien el rendimiento eléctrico del sistema se mantiene en los órdenes de cualquier Ciclo Rankine Orgánico, la energía térmica disponible en el condensador es íntegramente aprovechada para conseguir la temperatura deseada en la climatización de la piscina, incrementando la eficiencia global del sistema hasta los valores asociadas a cogeneraciones. La flexibilidad del sistema permite trabajar indistintamente en modo térmico o térmico/eléctrico. Así mismo permite asumir no sólo la demanda térmica del sistema de climatización de la piscina sino también la demanda asociada al ACS y a la climatización del resto de la instalación deportiva. La integración de sistemas de generación de energía térmica puede ceñirse a fuentes exclusivamente renovables predecibles (caldera de biomasa), no predecibles (solar térmica de tubo de vacío o concentración) o incluso contar con apoyo de generadores convencionales (caldera gas natural, propano, diesel). Se presentan a continuación dos esquemas típicos de soluciones para generación de electricidad y calor.