palbarco

Un barco es una isla energética cuando está navegando. Aprovechar los calores residuales que proceden de la generación de energía a bordo, tanto mecánica como eléctrica, incrementa la eficiencia energética y se traduce en un ahorro de combustible y coste durante la navegación.
La ventaja añadida en esta aplicación es que la propia agua de mar se utiliza en el sistema HRU para refrigerar el condensador, por lo que no es necesario implementar ningún sistema de refrigeración adicional (torre, aero) como sucede en la mayoría de las aplicaciones terrestres.
Este último aspecto combinado con el creciente coste del combustible hace que el sistema tenga un pay-back muy reducido.