Captura de pantalla de 2016-01-14 17-40-34

Existen números procesos industriales que requieren de sistemas de combustión como parte indispensable de su proceso productivo. En muchos de ellos, los gases de escape son evacuados con una elevada temperatura a la atmósfera, disipando una energía térmica susceptible de ser convertida en un vector energético de mayor valor añadido como es la electricidad, mediante la tecnología HRU.

En algunos casos, es necesario reducir la temperatura de estos gases de escape para su posterior tratamiento, mediante procesos de dilución, lo que supone un sobredimensionamiento de los ductos y de los sistemas de extracción de cola, al tener que vehicular un caudal superior al inicial.

Gases de combustión procedentes de hornos de fusión de diversos materiales (acero, vidrio, aluminio) y de tratamientos térmicos, gases de escape de calderas, turbinas de gas y motores de combustión interna constituyen ejemplos de procesos en los que, en la mayoría de las ocasiones, se pierde la energía térmica sin ser aprovechada.