Nuestro cliente, una empresa dedicada al mecanizado de madera ubicada en el norte de España se interesó por las soluciones de ENERBASQUE con el objetivo de poner en valor los residuos generados durante su proceso, principalmente serrín y retales de madera.

Inicialmente, esta empresa almacenaba en silos todos los sobrantes de madera y, periódicamente, contrataba a un gestor autorizado de residuos para su trasladado a vertedero. Con lo cual, la gestión de ese residuo suponía un coste considerable para la empresa.

Tras una auditoría energética inicial, en donde se cuantifican tanto residuos como necesidades térmicas y eléctricas, la solución encontrada fue la implementación de una caldera de biomasa para generar, con todos los sobrantes, agua caliente que en invierno sería destinada a calefacción del pabellón y, en las épocas en los que no existe esa necesidad térmica, el agua caliente serviría como combustible de máquina HRU-25 de ENERBASQUE, produciendo 25 KWe que se destinarán al autoconsumo eléctrico de la planta.

La solución genera un triple ahorro:

  • Evita el coste de transporte y tratamiento de residuos en vertedero

  • Ahorro de combustible para calefacción

  • Ahorro de energía eléctrica comprada a la red y del término fijo contratado

Redundado además en un beneficio medioambiental al evitar quemar combustibles fósiles, detrayendo CO2 de la atmósfera.

la foto